AEROMODELISMO NATURALEZA VIAJES Y MAS

FOKKER E/V D.VIII

 

  HISTORIA Y NOTAS

Características:                              

Año:1918

Motor: Oberursel UR.II rotativo, de 110 C.V.

Envergadura: 8’40 m                                                                                

Longitud: 5’86 m                                                                           

Altura: 2’82 m

Peso al despegar: 562 kg

Velocidad máxima: 185 km/h, a nivel del mar

Cota máxima operativa: 6300 m

Autonomía: 1 hora y 30 minutos

Armamento: 2 ametralladoras

Tripulación: 1

Historia:
Seis mil metros conseguidos en 16 minutos. Entre las excepcionales características de rendimiento que, en el segundo concurso para cazas de Adlershof, revelaron al proyecto Fokker V.26/28 como el mejor avión presentado, este tiempo de subida fue considerado como un récord. Entre los últimos cazas Fokker de la Primera Guerra Mundial, el tipo E.V no desmintió a sus ilustres predecesores, revelándose como una máquina bélica digna de todo respeto, veloz, manejable y muy temible, no obstante disponer de un tipo de motor, el rotativo, que se consideraba superado en aquella época.

El proyecto del E.V fue desarrollado por el mismo Reinhold Platz, quien había dado vida a otros aparatos considerados casi legendarios. En su búsqueda de simplicidad y eficiencia, Platz realizó una serie de monoplanos con ala en parasol, provistos de motores diversos, pero todos caracterizados por una extremada simplicidad estructural. El fuselaje era una estructura con bastidor de tubos de acero, y el ala, de madera en relieve, estaba unida al fuselaje por simples barras piramidales también de acero. Los tres prototipos que fueron presentados en Adlershof en el verano de 1918 tenían como motores el rotativo Oberursel UR.II de 110 C.V. (avión tipo V.26), el rotativo Oberursel UR.III de 145 C.V. y el rotativo Goebel Goe.III de 160 C.V. (en dos unidades del tipo V.28) y un motor “fijo” Benz de 195 C.V. en el tipo V.27. El armamento, en todos, estaba constituido por dos ametralladoras LMG 08/15 fijas y sincronizadas.

Se encargó inmediatamente la producción en serie del tipo vencedor, con un pedido inicial de 400 unidades. Originariamente, el avión debía ser propulsado por el rotativo Oberursel de 145 C.V. o por la versión de 200 C.V. del Goebel Goe.III; pero, a causa de retrasos en la puesta a punto de ambos motores, se eligió el rotativo Thulin-Le Rhône de 110 C.V., en alternativa con el Oberursel UR.II de igual potencia. Las primeras unidades del avión (que, mientras tanto, había asumido la denominación militar de E.V) fueron entregadas a finales de julio y empezaron a operar con la Jagdstaffel 6 una semana más tarde. Fatalmente, sin embargo, el empleo bélico del caza coincidió con una serie de graves accidentes, similares a aquel del que había sido víctima el Fokker Dr.I, en octubre de 1917. En efecto, tres aviones se estrellaron en el plazo de un par de semanas, todos a causa del desprendimiento de las alas. Los E.V fueron dejados en tierra y, el 24 de agosto, la comisión de investigación inició su trabajo, mientras la producción quedaba bloqueada. También esta vez, como en el triplano, no se comprobaron defectos de planteamiento o estructurales: los desprendimientos se debieron a materiales inadecuados o a errores de fabricación. La reanudación de la producción coincidió con el cambio de sigla del avión, que fue denominado D.VIII. La comisión, sin embargo, no solicitó modificaciones.

Este retraso provocó consecuencias previsibles. Los nuevos ejemplares llegaron al frente en las últimas semanas de octubre y el avión empezó a operar el 24 de aquel mes. Sin embargo, el 1 de noviembre de 1918, ya 85 aparatos habían sido asignados a siete Jagdstaffeln. En sus tres semanas escasas de empleo bélico, y no obstante la baja potencia de sus motores Le Rhône u Oberursel (que no se habían podido sustituir por tipos más potentes), los D.VIII dieron una óptima prueba de su funcionamiento en combate. Aun no siendo ágil como el triplano Dr.I, el avión era mucho más manejable que su directo predecesor, el Fokker D.VII. Los pilotos, además, apreciaron sus buenas cualidades de vuelo y lo consideraron un caza excelente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s